viernes, 25 de abril de 2014

Soy algo mas que una libertina.






                                                             
                                                                    Amarna Miller

http://www.amarnamiller.com/




En principio este post tenia que ser un decálogo para seductores, pero como siempre escribo las cosas en un par de momentos diferentes ( por aquello de que me conozco y se, que no siempre soy todo lo objetiva o concisa que deseo ser.) así , he cambiado ligeramente el meollo de la cuestión y he decidido parafrasear el post  Amarna Miller una actriz porno que mi pareja me ha descubierto ( como siempre me sorprende gratamente)  de la que os recomiendo no os perdáis el siguiente post del que os incluyo la dirección.

                       http://www.amarnamiller.com/por-dentro/soy-mas-que-una-actriz-porno/





Cuando he leído algunas frases en el post he sentido que esa misma proyección que tienen las actrices porno también es comparable a las mujeres que frecuentamos los ambientes liberales , frases del tipo :



“En la mayoría del porno, las mujeres son retratadas como la mujer de tus fantasías, siempre preparada, siempre caliente, siempre excitada, y siempre dispuesta”)La actriz porno se convierte en un tipo de mujer que no hace ascos a nada. En el imaginario colectivo somos diosas del sexo, maestras en la técnica de complacer, siempre dispuestas a tener sexo. Damos por hecho que la actriz tiene que acceder a todo y a todos, que su trabajo es estar siempre disponible.
Una persona real, a la que le gusta hacer ciertas cosas, y otras no. Que disfruta con algunas prácticas, y otras le dan igual. Soy más que una actriz porno, soy una mujer. Podría ser tu vecina, o la chica que te encuentras en el metro. Tu compañera de universidad. O tu novia. O tu hermana."

Llevo muchos años en el mundo liberal , y si bien entre las parejas existe un código de conducta bastante respetuoso la cosa cambia un poco cuando se trata de mujeres que actúan solas. Perfil de mujer que puede que tenga pareja o no pero en cualquier caso disfrute de su sexualidad sin pedir permiso a nadie. Es en estas circunstancias o se por que razón el intrépido aspirante se siente con derecho a decirte y pedirte todo lo que se le pasa por la cabeza ( del ......prepucio claro)sin tener en cuenta que cosas o que practicas te ponen a ti , sin pensar por un momento que además del sexo en si mismo , esta el morbo y por que no ? , la seducción.


Hablando de seductores,y volviendo los ojos a la historia nadie como Don Giacomo Casanova para expresar la imagen del gran seductor, y seguramente a algunos os haya venido a la mente nuestro genuino hispano Don Juan , por aquello de adjetivas a u hombre con éxito entre las féminas como Casanova o Don Juan.
Lo que realmente diferencia a Casanova de Don Juan el cual   usaban a las mujeres y  las veían como un trofeo del que vanagloriarse, como una tierra a conquistar,como una propiedad o un pedazo de carne . Giacomo Casanova realmente amaba a las mujeres con las que compartía sus aventuras galantes, hasta el punto que en sus memorias no se disimula su nobleza de espíritu y el profundo respeto hacia la condición femenina , no ocultando el dolor y la tristeza que le causaron las perdidas y fracasos en el amor.

Se puede decir que que este personaje , salido de la nada , puesto que sus conocimientos eran en toda ciencia dispersos , llegaba a encandilar a toda la gente y llego al contacto incluso con los mas ilustres personajes . No solo hablamos que seducir mujeres , en Roma conoció al papa , Clemente XIII, en Prusia , al rey Federico II el Grande, y a Catalina la Grande en San Petersburgo, 
La base de este éxito en su vida profesional e incluso su éxito para subsistir dentro del una clase social a toda prueba, no es sino otra que el poder de seducción, o la utilización de la inteligencia emocional .
La educación y los conocimientos , el uso del lenguaje , la vestimenta  y las formas , detalles que en muchos casos se pierden en el entorno libertino, y a veces la falta total de empatia.




"Todo lo que he hecho a lo largo de mi vida, sea bueno o malo, lo he hecho libremente, soy un hombre libre". Giacomo Casanova.



No digo que haga falta hacer la corte ni fingir lo que no es, pero un poco de delicadeza unos segundos para pensar antes de abrir la boca seria lo ideal al fin de al cabo , además de libertinas , además de actrices porno , por encima de todo somos personas.
DONNA-K

miércoles, 26 de marzo de 2014

Sumis@






Lo he robado de algun sitio, me ha parecido una autentica letania ; asi que





Tienes derecho a ser tratad@ con respeto. NO sólo tienes este derecho, también tienes el derecho a exigirlo. Ser sumis@ no significa ser un mueble ni menos persona que nadie. La palabra "sumis@" describe tu naturaleza y no te menosprecia como ser humano. Tienes también el derecho y el deber de respetarte a ti mism@.
Tienes derecho a estar orgullos@ de lo que eres: Ser sumis@ no es algo que deba hacerte sentir avergonzad@ o tener sentimientos de repulsa. Tu sumisión es un don y debería ser siempre motivo de orgullo y felicidad.
Tienes derecho a sentirte segur@: Ser sumis@ no debe hacerte sentir insegur@, asustad@ o amenazad@. La sumisión no es vivir jugando con el miedo. Debes sentirte segur@ en toda situación o no habrá verdadera entrega nunca.
Tienes derecho a sentir: Tus emociones y sentimientos salen de dentro de ti y son tan validos como los de cualquier otr@. Tienes derecho a tenerlos. Esos sentimientos, tanto positivos, como negativos, te hacen como eres y suprimirlos solo traerían la infelicidad más tarde.
Tienes derecho a expresar tus sentimientos negativos: Ser sumis@ no te hace un objeto sin pensamientos negativos. Tus preocupaciones son reales y tienes derecho a expresarlas. Si sientes que algo no está bien, es injusto, te hace sentir mal en definitiva, dilo.
Tienes derecho a decir NO: Decir NO es tan fácil como decir SI, si te opones a algo por cualquier motivo, niégate firmemente.
Tienes derecho a esperar ser feliz en la vida: Ser sumis@ no significa aspirar a una vida miserable llena de sufrimiento y desesperanza. Tu sumisión debe llenarte, darte paz y alegría. Si no es así, algo va mal.
Tienes derecho a tomar parte en la relación: Eres una parte activa de la relación y tienes derecho a contribuir en ella. Eres sumis@, no pasiv@. Una relación que no contempla tus necesidades, pensamientos, esperanzas y deseos, no es la relación ideal con la que empezar. Esto es aplicable a las relaciones de amistad, de pareja o a las relaciones d/s.
Tienes derecho a estar san@: La salud implica el bienestar físico, mental y emocional. Cualquier relación que te produzca un sufrimiento por encima de tus limites es abuso. No hay lugar para el comportamiento abusivo en las relaciones D/s y depende de ti asegurarte de que esa línea no sea cruzada. Ser sumis@ no le da a nadie el derecho a herirte física, mental o emocionalmente.
Tienes derecho a practicar sexo seguro: No sólo es un derecho, es casi un deber. Has de ser consciente de las enfermedades de transmisión sexual y prevenirlas. Es tu derecho y no debes permitir que NADIE te haga renunciar a el.

La noche detenida ( Javier Reverte)




En algunas ocasiones ,necesito desnudar mi alma ,creo que todos los seres humanos necesitamos de ese consuelo, anoche me dijiste :- ¡me dan ganas de penetrar en tu alma¡-casi lo consigues , hablar de mi ante un extraño no es algo que me cueste hacer .no me siento vulnerable no siento que me puedas hacer daño .y quizás solo sea una estúpida intuición pero ya ves a veces hago estas cosas tan inconscientemente conscientes, no me preguntes por que las hago ,ni yo misma lo sé.


A propósito de frivolizar, te diré que me cuesta mucho menos desnudar mi cuerpo que mi alma, el cuerpo puede ser mas o menos bonito a los ojos del que te mira ya que si es cierto, solo es una apreciación condicionada por los gustos y los cánones de belleza a que cada cual tiene interiorizados. Pero el alma…..el alma es la esencia de una persona, es el compendio de sus vivencias. de sus deseos, de su riqueza emocional ,de sus miserias, sus pasiones y  frustraciones ,su alegría y su pena ,su forma de amar  y de odiar... en definitiva, una gran aventura desde mi punto de vista ,la aventura mas grande que puedes vivir junto a un ser humano.


Me apetece enseñarte algo de esta aventura, así que empezare por hablarte del sentimiento que en este momento invade todo lo que hago, se llama inconformismo, estaba leyendo hace un rato
 La noche detenida de Javier Reverte, en el primer capitulo situaba la acción de su historia en Paris ,poniendo al lector al corriente su vida interior su vida emocional, cuando leo lo siguiente

:-”Hace nueve años yo vivía en París con Paula……..Yo tenia entonces 45 años y ella 37.Nos amábamos con una rara mezcla de pasión y desánimo. Creo que considerábamos nuestras vidas de una manera semejante, dos biografías construidas sobre una leve desidia que bañaba una pudorosa esperanza. Pero nunca hablamos de ello .Es probable que nos quisiéramos mas incluso de lo que suponíamos, pues el amor es siempre una ventana abierta al futuro. Pero yo miraba la existencia con un sentimiento en el que latía un permanente palpito de hastío, mientras que en sus ojos me parecía distinguir, no sé por qué, pero en especial por las mañanas, una melancolía que algunas veces llegaba a sobrecogerme. Tal vez la vida de  la mayoría de los hombres y mujeres de nuestro tiempo no sea muy diferente. Hemos crecido alimentando anhelos que en muy pocas ocasiones alcanzamos.”

- bien, cuando he leído este párrafo, me he visto a mi misma hace una año y medio y de eso te hable anoche ,muy superficialmente pero lo hice, con mas pudor que si te hubiese desnudado mi cuerpo, pero con la sensación de quedarme muy a gusto .Gracias por compartir conmigo ese Rueda ,no importa quien seas , solo se que estas ahí y que lees lo que te escribo y  eso …… es de agradecer . 

Donna - k 

A Sebastian , la mirada mas intensa i silenciosa , desde aqui  y diez años después recuperando  escritos y recuerdos  que me muestran mas humana y vulnerable. 

lunes, 24 de febrero de 2014

A QUIEN CORRESPONDA



A QUIEN CORRESPONDA



De Dulce Mente, el sábado, 22 de febrero de 2014 a la(s) 16:16


A día no sé cuantos, de no sé qué mes, de no importa qué año.


Me dirijo a usted porque a día de hoy me ha sido imposible encontrar a una persona con la cordura y sensibilidad que usted posee y a la que tan abiertamente, como lo voy a hacer, pudiese exponerle un asunto que lleva tiempo rondándome la cabeza. A pesar de que a primera vista pueda parecer que el asunto que traigo a su consideración no tiene en la práctica efecto alguno, que no cambia sustancialmente nada, en el fondo es imprescindible para entender el juego y poder disfrutarlo plenamente. Es, me atrevería a decir, esencial.


Vengo a hablarle de cambios e intercambios, de parejas, tríos y otros desmanes. Quiero hacerlo dejándole claro que lo hago desde mi óptica y que bajo ninguna circunstancia ha de entenderlo como una imposición o una falta de respeto a la forma que usted tiene de verlo y vivirlo. Me consta que tiene mejores cosas que hacer, por eso le agradezco enormemente su atención y le prometo ser todo lo breve y conciso que pueda. Verá como no tardamos.


Cuando hablamos de parejas liberales (liberadas, quedaría mejor en mi opinión), del ambiente o de contactos, siempre lo asociamos a un término: intercambio. Intercambio de parejas, por supuesto. ¿Y en qué consiste ese intercambio? Pues muy sencillo, yo te cambio tu pareja por la mía para practicar sexo. Y ya está. Fácil ¿no? El término también aparece, como no podía ser de otro modo, asociado al nombre con que comúnmente se conoce a los locales donde las personas que gustan de practicar el trueque sexual acuden. Los llamados locales de intercambio (no sé por qué pero siempre asocio "local de intercambio" con un sitio relacionado con el ganado).


Antes de seguir le quiero aclarar que somos pareja, que ella tiene su vida y yo la mía (quiero decir, que la suya es suya y la mía es mía, de nadie más), que solo tenemos una y que hemos decidido libremente compartirla.


Pues bien, yo no cambio ni intercambio a mi pareja por nada ni por nadie (si digo "mi pareja" no es en sentido posesivo, sino para identificar a la persona con la que comparto mi vida). Como ya le he dicho, ella es libre, no es una posesión mía y por tanto, difícilmente puedo intercambiar algo que no poseo. Pero es que, además, creo que se puede poseer talento, simpatía... se pueden poseer cosas, pero no personas. Yo puedo intercambiar miradas, besos, abrazos... pero no personas.


Nosotros no intercambiamos, nosotros compartimos, que parece igual pero no es lo mismo. Sé que a usted puede parecerle una chorrada, una pose o simplemente una ridícula manera de perder el tiempo con algo que se da por entendido. Si usted es de las personas que lo tienen claro, lo celebro, pero estará de acuerdo conmigo (si es que tiene la experiencia que le presupongo en este mudillo) que no todos los que se lanzan a jugar a este juego tienen clara la diferencia. Es más, muchos no es que no lo tengan claro, es que directamente ni se lo plantean. Para ellos la cuestión es disfrutar y punto. Lógico. Todos jugamos para disfrutar, claro, lo que sucede es que no todos disfrutamos de las mismas cosas ni de la misma manera. No todos buscamos lo mismo en el juego. Y no es una cuestión de formas, que también, sino de contenido.


Los que no ven la diferencia entre intercambiar y compartir, son los mismos que no alcanzan a ver que en esto, como en otras muchas cosas, siempre es mejor la calidad a la cantidad. Pero bueno, ya sabe, el ansia es el ansia.


Hay a quienes les da igual ocho que ochenta con tal de meter o que se la metan, quiero decir, que reducen el sexo a un mero mete saca, a una especie de paja asistida cuyo único requisito es encontrar a quien les haga de asistente. De esa manera y aferrados al principio de que ha de primar la cantidad sobre la calidad, se entiende que su objetivo no sea otro que el de encontrar el mayor número de asistentes posibles. Así, cuanto más, mejor. De eso se trata ¿no? (vuelve a venirme a la cabeza lo del ganado, voy a tener que mirármelo).


Podría hablarle de otros tipos de "liberales" que se dejan ver por las distintas esferas del ambiente, como esos que contratan a una prostituta y la hacen pasar por su mujer para darse el gustazo de follarse a la mujer de otro y que aprovechándose del afán por intercambiar de este último, acaban saliéndose con la suya. A veces ocurre que ambos personajes acuden con sendas prostitutas y lo que hacen (sin saberlo) es intercambiar meretrices. Justicia poética llamo yo a eso. Pues como le digo, podría hablarle de estos y otros, pero no es lo que me incita a escribirle estas palabras.


He comprobado cómo en la mayoría de los casos no está involucrado ningún tipo de sentimiento (no hablo de amor, por supuesto). Me refiero que no veo afecto, complicidad, simpatía, sintonía ideológica... no sé, algo que vaya más allá de la carne y que impulse a querer compartir con otras personas tan extraordinaria experiencia. Solo veo carne y mete saca. Y no es eso, vamos, desde mi punto de vista, no se trata de eso.


En fin, no le aburro más, ya tendremos ocasión de seguir profundizando en estos temas (si es que le interesan, claro. Tampoco quiero agobiarle con mis comeduras de tarro). De momento me conformo con dejarle claro la idea fundamental (mi idea) de que no se trata de intercambiar, sino de compartir, con tu pareja y con los demás. Eso, de conseguirlo, por sí solo ya me parece un avance.


Usted me dirá si merece la pena seguir y si está dispuesto a echarme un cable.


Un saludo liberado.

Dulce Mente ©




Me gusta

jueves, 13 de febrero de 2014

Azotame






Una gran mujer  que se llama ANASTASIA GONZALEZ escribió esto que quiero compartir con vosotros. cada uno que extraiga sus propias conclusiones, no es un mantra ni una ley, es simplemente un sentimiento de una persona nada mas




Azótame pero no me hagas daño




Y ahora, azótame. Sí, azótame, pero permíteme que antes te diga cómo debes hacerlo. Olvida normas, protocolos, roles y posiciones. Voy a hablarte de persona a persona, de mujer a hombre. Apartemos a la sometida y al sometedor, dejémonos de teatros, interpretaciones, papeles y guiones, aquí sólo hay tres protagonistas, tú, yo y sentir. No me intentes convencer con vanos argumentos, no hay negociación, así que mírame a los ojos y escúchame atentamente.




Nunca olvides que sin mí no existirías, que soy yo quien pone el látigo en tus manos, puedes cogerlo con mis condiciones o buscar otro ofrecimiento que te encaje mejor.




Azótame con cariño, con ternura, con pasión.

Azótame como premio, buscando mi placer antes que el tuyo.

Azótame porque lo deseo, porque lo deseas, porque lo deseamos.

Azótame con la misma dulzura que desprendes al besarme.

Azótame acariciándome, haciendo que te sienta y sintiéndome.

Azótame con tus ojos y tus palabras antes de descargar cada golpe.

Azótame para excitar, para estimular, para enardecer todos nuestros sentidos.

Azótame como un gesto más en nuestro particular modo de entregarnos.

Azótame porque eres libre de hacerlo, porque es lo que deseas, porque te lo pido, porque lo compartimos, pero...

Azótame provocando que me sienta tuya, no lo hagas para sentirme tuya.

Nunca me azotes para creerte más grande, más macho o más fuerte, porque eso te convertirá en hormiga hembra a mis ojos.

No me azotes para anularme, porque me creceré y me perderás.

No me azotes para castigarme fuera de nuestros juegos, porque nadie tiene poder para castigar a una Diosa.

No me azotes para hacerme sufrir, para hacerme llorar, ni para humillarme, porque sólo te humillarás a ti mismo.

No me azotes para desahogarte, recuerda que yo también lo necesito en ocasiones.

No me azotes porque es lo que debes hacer, porque alguien lo dice, porque lo leíste en un manual.

No me azotes porque eres un hombre y tienes ese derecho, perderás tus derechos como hombre si lo haces.

No me azotes porque soy sumisa, azótame porque te cedo ese honor y te presto mi cuerpo para el disfrute de ambos.




Y sobretodo, querido Amigo, azótame pero no me hagas daño. No dañes mi corazón, mi alma, ni mi mente.




Si lo quieres, si eres capaz de disfrutarlo de este modo, si es lo que de verdad te hará sentir y vibrar, cógelo. En caso contrario, te deseo que encuentres lo que buscas.

Anastasia ©

Comparto desde mi rol , lo que esta gran mujer dice y este post solo pretende ser un homenaje a la ternura y la belleza que hay en algo que muchos ven como simples torturas.

sábado, 8 de febrero de 2014

Respeto



Creo que este concepto es como el amor y como la caridad, empieza por uno mismo. Pero es algo de lo que se habla como parte fundamental en la bdsm , yo lo haría extensible a a otras practicas sexuales en las que el respeto es primordial por que se entra en contraposición a muchos tabúes con siglos de arraigo en nuestras culturas. Dicho esto , me centrare en bdsm y en cosas que he visto que me hacen pesar en la naturaleza humana,y sus peculiaridades. Me gustaría recordar que se tenga el rol que se tenga, por encima de todo prevalece la persona, así pues para  un profano, le puede resultar difícil comprender como un Dom , después de una sesión pactada, de humillación , puede mirar con afecto y orgullo a su sumiso. Como en el proceso educativo se emplean formas que fuera de el nos parecerían abominables y  horas después presentar a su sumiso como lo mas valioso y lo mas preciado para el.
 El respeto de los sumisos hacia su Don es un ejercicio de entrega constante, no viene de serie, lo tienen que trabajar , me consta y se que en muchas ocasiones no son valorados en todo lo que esto representa, así que desde aquí , mi sincero reconocimiento a ell@s.Todo Dom que se precie sabe que ha de ganarse el respeto de su sumiso aplicando las dosis justas de disciplina y reconocimiento y en los casos pertinentes amor y cuidados.



Después esta el respeto hacia las propiedades de otros, todo el mundo sabe, que se han de respetar con protocolos o sin ellos y ahi es donde quiero ir.
Si alguien le falta al respeto a mi sumiso , evidentemente pienso que el, es una persona adulta , capaz de defenderse el solo y se que lo hará con educación y diplomacia como digno sumiso mio que es. Ahora bien si la persona en cuestión insiste y si es de mi mismo rol, seré yo quien lo ponga en su sitio y si no es de mi rol tendré una conversación respetuosa y civilizada con su Dominante y el sabrá que ha de hacer. Una vez solucionado el incidente, doy por zanjado este y mi deseo es no volver sobre el tema bajo ningún concepto.
Es inevitable que haya roces, sobre todo cuando las personas se relacionan en grupos y creo que en bdsm el tema de los egos esta muy a flor de piel , reinas y reinonas super Dom y Master y demás tanganas .. y no hablemos se sepersumis@s , creo que esta jauría olvida una cosa primordial y que es básica, RESPETO.
Nuestras relaciones comenzaron con esa premisa, es muy fácil pedirlo y darlo en nuestro micromundo único y personal de bdsm ¿ por que resulta tan difícil trasladarlo al grupo?

En fin ... solo es  una mirada desde el espacio neutral ..... pero desde el punto de vista de las personas, ponerse en evidencia constante , y portarse como auténticos críos malcriados es una constante en algunos ámbitos y realmente , una ya no esta para tontadas tales.
Lo que hace grande a una persona es su capacidad para perdonar una ofensa y seguir manteniendo el respeto al ofensor aunque este no se lo merezca, no digo que se le haga la ola , pero tratarlo con la indiferencia que se merece seria el mejor de los castigos.
Donna-k

jueves, 6 de febrero de 2014

cuando tu cuerpo habla


Mirando esta fotografía , me viene  la mente los momentos en que tu piel habla. Me cuenta, igual que una descripción detallada del mejor manjar, del mejor cuadro y del mas espectacular edificio jamas construido, las consecuencias del juego que te aplico.

Cuando te observo abandonada de toda voluntad y tu mente entra en ese espacio solo tuyo , donde solo las sensaciones que te provoco tienen cabida ... tu piel me habla.

Me habla de amor ... dolor ... adoración .....
gozo... me habla  la niña que fuiste y la traviesa adolescente que dejo pasar a la mujer.
 Observo como se eriza tu bello y tu mirada perdida en ese mas allá al que nunca puedo ir....
Te envidio ... tu piel me dice lo placentero que es , y si bien me siento orgullosa de ti , me cambiaría por que escribieran unos renglones para mi.

Me gusta tu piel desnuda , sin mas adornos que tu mirada y la belleza de tus sentidos en flor.

Donna-k